Fiorella Nolasco Blas, hija del asesinado exconsejero regional, Ezequiel Nolasco, cuestionó el fallo de la Sala Penal Nacional que anuló el mandato de prisión preventiva contra Milagros Asián Barahona, esposa del expresidente de Áncash, César Álvarez, por el caso “La Centralita”.

La joven señaló sentirse decepcionada por esta decisión judicial y manifestó que ya no puede esperar nada de la justicia porque todo es un show mediático que está durando varios meses.

Refirió que tras el crimen de su padre, su vida y la de su familia ya no es la misma porque no puede reunirse libremente con sus amigos, debidoa a que debe portar un chaleco antibalas de más de dos kilos, el cual le provoca daños a la columna. "Sin embargo, Milagros Asián aparece mañana en la calle y normal. No pasó nada para la justicia”. sostuvo.

Nolasco mencionó que la abogada de Asián ya sabía que le iban a otorgar comparecencia restringida porque lo anunció en el último reportaje televisivo que se hizo sobre ella.

"Mañana dejan libre a Martín Belaúnde. Lo hacen ver como inocente y no pasa nada. Para la justicia parece que todo esto es normal”, expresó.

Manifestó que si en algún momento dejan libre al delincuente Rubén Moreno Olivo (a) "Goro”, sería mejor que el presidente de la República, Ollanta Humala le dé un disparo en la cabeza porque sería como asesinarla.

Reiteró que hay pruebas que incriminan al "Goro" en el primer atentado contra su padre y la muerte de su hermano Roberto Torres Blas.  “Llamadas telefónicas y la mancha de sangre hallada en el carro de su hermano Gonzalo, lo acusan”, expresó.

Lea más noticias de la región Áncash