Cortes

La zanja ubicada en el mercado Dos de Mayo, del distrito de Chimbote, donde un niño de 8 años falleció ahogado, no será clausurada por la seguridad de los comerciantes y usuarios, así lo expresó el dirigente máximo del centro de abastos, Pedro Reyes.

Dijo que colocarán una garita de control y otras señales, para evitar que ocurra un nuevo accidente e indicó que el surco fue construido hace ocho meses para evitar que delincuentes de los sectores aledaños roben en los puestos del mercado.

Explicó que hasta el día sábado la zanja estaba solo con arena, pero, al parecer, alguien dejó abierto un canal de regadío y provocó que se llenara de agua, hecho que le costó la vida a Jheferson García Cornelio.

“Que me responsabilicen por este hecho es parte de una disputa que existe entre la junta transitoria y mi directiva, pero no se pueden mezclar las cosas. Somos el mercado más grande del Perú con 15 hectáreas de terreno y con acusaciones como esta no se puede retrasar su desarrollo”, expresó el dirigente.

Po su parte, Hugo Torrealva Vargas, presidente del Frente de Defensa del Mercado, manifestó que denunciarán ante Ministerio Público a Rosalí Ramírez Mendoza, quien habría construido la zanja.

En tanto, los restos del menor son velados en el área de carnes del centro de abastos y mañana serán sepultados en el cementerio Divino Maestro. 

Lea más noticias de la región Áncash