Desde los seis meses, los bebés deben complementar la leche materna. | Fuente: Andina

Existe una etapa clave en el desarrollo de los niños en cuanto a la alimentación. Luego de los seis meses de lactancia exclusiva que recomienda el Ministerio de Salud (Minsa), viene el periodo de alimentación complementaria.

Tras los seis meses de lactancia, no se debe dejar la leche materna, sino que se debe complementar con otros alimentos. “Este periodo es el más complejo en nuestro país, acá comienzan los mayores reportes de problemas de anemia, explicó Faviola Jiménez, nutricionista y directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición.

Los niños y niñas, a partir de los seis meses, tienen el aparato digestivo maduro, aparece la dentadura y pueden manipular mejor la lengua. Por eso, se debe insertar otro tipo de alimentación complementaria a la leche materna, aseguró en el programa Conexión Leslie Zevallos, directora adjunta de la dirección general de intervenciones estratégicas en Salud Pública del Minsa.

Zevallos explicó que en este periodo de cambio alimentario hay muchos niños que no se sienten cómodos comiendo. En este momento, la forma de actuar del padre, madre o cuidador es clave. Deben presentar la comida de forma amigable para el niño, con colores llamativos; los padres deben hacer que el niño o niña sienta satisfacción comiendo de forma saludable.

La alimentación de los niños debe ser balanceada y mientras van creciendo se debe ir potenciando algunos alimentos de acuerdo con su desarrollo. Luego de la lactancia, los niños deben comer alimentos ricos en hierro para prevenir la anemia: sangrecita, bofe, hígado, pescado, carne, etc.

En este periodo de alimentación complementaria, los niños y niñas deben comer papillas o purés espesos, no sopas, con la misma comida que se prepara en la casa.

Por último, la especialista del Minsa aseguró que el ministerio, tomando en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de Salud (OMS), enfatiza en que la lactancia debe ser exclusiva hasta los seis meses y debería extenderse hasta los dos años. La leche materna tiene muchos efectos protectores en el niño.

La edad de 0-3 años es fundamental para los niños, ya que lo que aprenden en ese momento les sirve para toda la vida. RPP ha lanzado la campaña Desarrollo Infantil Temprano para informar a todas las familias sobre la importancia de esta etapa.

¿Qué opinas?