“Cuando hablamos de anemia no hablamos solamente de un tema alimentario”

La directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición habló sobre la anemia y algunos periodos claves para los niños. Explicó que el Estado debe trabajar en conjunto para reducir los índices de esta enfermedad.

El 32.8% de niños entre seis meses y cinco años tiene anemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las Américas. | Fuente: Andina

“La anemia es un tema que siempre está en la agenda, pero siempre se manipula a favor de quien sea”, dijo la Dra. Faviola Jiménez, nutricionista y directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición, en el programa Conexión de RPP, en el marco de la campaña Fuertes Contra La Anemia de RPP y Pacífico Seguros.

La doctora explicó que, desde el 2014, las cifras de anemia a nivel nacional no se mueven y que es necesario un trabajo en conjunto de distintos ministerios y también de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) para luchar contra esta enfermedad.

“Cuando hablamos de anemia no se puede hablar solamente de un tema alimentario. Estamos hablando de pobreza, de educación, saneamiento, higiene, etc”, mencionó.

Por otro lado, dijo que las cifras sobre desnutrición infantil crónica han mejorado en el Perú y esto fue porque hubo una institución líder encargada de tomar el control. En este caso, fue la PCM.

En el Perú, el 32.8% de niños entre seis meses y cinco años tiene anemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las Américas. Uno de los grandes problemas es que esta cifra aumenta casi diez puntos porcentuales en las zonas rurales. En el 2018, 30% de niños tenía anemia en el área urbana y 39.6% en el área rural. 

Periodo de alimentación complementaria

Existe un momento clave según la Dra. Jiménez: el periodo de alimentación complementaria, que se da luego de los seis meses de lactancia exclusiva que se recomienda para los bebés.

“Luego de los seis meses de lactancia exclusiva, no se debe dejar la leche materna, si no se debe complementar. Este periodo es el más complejo en nuestro país, acá comienzan los mayores reportes de problemas de anemia”, explicó.

Durante este tiempo, se le debe dar a los bebés leche materna y papillas. Estas últimas deben ser espesas y se les debe incorporar algunos alimentos que suban el nivel de hierro.

El embarazo y la anemia

Esta etapa también es muy importante puesto que el nivel de hierro de la madre se traspasa a el bebé. “Lo que va a hacer la madre que tenga una buena cantidad de hierro es traspasar sus reservas al bebé para los dos primeros meses de vida del niño”, explicó la doctora.

Durante el embarazo, a pesar de tener una buena dieta alimenticia, las mujeres deben tomar suplementos de hierro. Estos son gratuitos y se deberían de entregar en todas las postas u hospitales a nivel nacional.

La anemia es una enfermedad que debe prevenirse y curarse, ya que sus consecuencias son muy graves. Los niños que tienen anemia tienden a tener un mal rendimiento en el colegio y también son más irritables. Esto afecta su desarrollo cognitivo y puede generar problemas en su vida adulta.

¿Qué opinas?