La presencia de una boa de aproximadamente 4 metros de longitud, causó zozobra y desesperación en la plaza de armas de Urcos, provincia de Quispicanchi, en Cusco.

El ofidio de color negro y manchas beige fue capturada por agentes de la Policía Nacional de manera cautelosa, en medio de la expectativa de los moradores, quienes temían que el animal atacara en cualquier momento.

La boa  se encuentra en un ambiente de la Comisaría de Urcos y será entregada en las próximas horas a los agentes de la Policía Ecológica para su custodia en un zoológico, trascendió.

Hasta el momento no se sabe quiénes dejaron al animal en esta zona, sin embargo, no se descarta que los autores serían transportistas o viajeros procedentes de la región Madre de Dios.

Lea más noticias de la región Cusco

Sepa más: