Referencial

El dirigente del distrito de Santiago, Carlos Alberto Bravo, denunció hoy que la magistrada del Poder Judicial María del Carmen Villagarcía, jueza del Juzgado Penal Liquidador Transitorio del Distrito Judicial del Cusco, rehúye a la administración de justicia al no asistir reiteradamente a las notificaciones del Ministerio Público.

Bravo sostuvo que es la sexta vez que Villagarcía es notificada por el Ministerio Público para que concurra y responda a las acusaciones que pesan en su contra; sin embargo, no lo hace. A la magistrada Villagarcía se le acusa de haber cometido varios delitos, entre ellos abuso de autoridad y prevaricato al ordenar el desalojo y demolición de unas 40 viviendas en el sector de Fortaleza, perteneciente a Wimpillay de la margen derecha del río Huatanay, distrito de Santiago.

Para ayer estaba prevista la diligencia fiscal de visualización de videos en la fiscalía, sin embargo tampoco asistió la magistrada en mención, denunció el dirigente Bravo, quien reiteró su posición de que dicha jueza se equivocó al ordenar la demolición de viviendas que-según él-no se encuentran dentro de una zona arqueológica.

En su defensa, María del Carmen Villagarcía señaló que es falso que haya sido notificada hasta en seis oportunidades y que la única vez que recibió una solicitud de esta naturaleza del Ministerio Público fue a inicios de esta semana.

Aseguró también que no rehuirá a la administración de justicia y dijo que apenas se libere de la carga procesal que tiene asistirá al llamado del fiscal.

Como se sabe a fines de setiembre del 2012 varias viviendas fueron demolidas por orden judicial por estar, presuntamente, dentro de una zona arqueológica.

Lea más noticias de la región Cusco