Adelayda Letona

El nacimiento de una oveja con malformaciones en su cuerpo causó asombro y preocupación entre los pobladores de la comunidad campesina de Alto Huancané, anexo Wiñunmayo, provincia de Espinar, región Cusco.

La cría, que había nacido con los ojos, orejas y boca en su cuello, solo vivió una hora y luego falleció, informó Olivia Nuñonka, dueña de la oveja que alumbró al animal.

La denunciante y los moradores de esa zona culpan a la empresa Xstrata Tintaya por contaminar el río de esa jurisdicción, ya que sus rebaños beben agua del afluente.

“Nosotros vivimos en las faldas de la planta de relaves y eso contamina el agua que consumen nuestros animales”, anotó.

Nuñonka se trasladó hacia la ciudad del Cusco para mostrar el animal a las autoridades regionales, a quienes exigió intervengan a la minera para evitar que la contaminación.

Lea más noticias de la región Cusco