Los cementerios del Cusco se poblaron de mucho público como en ningún otro día del año, por tratarse del Día de los Muertos en la fiesta de Todos los Santos.

Los cantantes y grupos musicales son requeridos por los deudos para recordar a sus seres queridos, transmitiendo el mensaje musical que posiblemente les gustaba en vida. Otros llevaron hasta danzas folclóricas.

En los pasadizos del cementerio de la Almudena, el principal en la ciudad del Cusco, se apreció lleno de concurrentes quienes llevaron flores, comidas y los mensajes para el homenaje póstumo y charlas en medio de lágrimas y festejos.

La fiesta de Todos los Santos aún es parte de la tradición cusqueña y será parte de vivencias por muchos años más.

Lea más noticias de la región Cusco