RPP/ Referencial

Tras anunciarse la evaluación de la declaratoria de emergencia en la provincia arequipeña de Islay por los últimos actos de violencia registrados en la zona, Rolando Luque, adjunto para la prevención de conflictos sociales de la Defensoría del Pueblo, opinó que esta ‘no siempre tiene buenos resultados’.

“La declaratoria en emergencia puede ocasionar actos de rebeldía. La situación en Islay es muy grave, y tiende a empeorarse, dado a que se identificó a un grupo de manifestantes rebeldes entre la turba”, declaró el representante de la Defensoría del Pueblo.

El funcionario sostuvo que aún hay espacios para reiniciar el diálogo, y es  responsabilidad de los alcaldes y dirigentes de la provincia dar una tregua para solucionar el conflicto.

El representante de la Defensoría del Pueblo señaló que insistirán en el diálogo, a fin de evitar más actos de violencia en la zona. 

Lea más noticias de la región Arequipa