RPP/Liliana Flores

Dos tumbas fueron profanadas en el Cementerio Municipal del distrito de Marcona, provincia de iqueña de Nasca, por desconocidos que aprovecharon que no contaban con cerco perimétrico.

Ellos, se llevaron dos cuerpos que fueron sepultados en el año 1985. Por tal, la indignada población exige a las autoridades que se investigue y se sancione a los responsables de este hecho que causa consternación.

El alcalde distrital, Iván Torres Obando, presentó la denuncia ante la delegación policial, que ya inició las investigaciones.

"Ni nuestros difuntos seres queridos pueden descansar en paz", dijeron los pobladores y agregaron que sospechan de medicina, sectas religiosas o curanderos.

Lea más noticias de la región Ica