Enfermera
Isaura Angles Angles, natural de Puno, y la enfermera Ally Ruiz Reátegui, de Iquitos, son el reflejo de miles de enfermeras que todos los días deben sortear diversas trabas para cumplir con su labor. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Blas Condori / Kevín Rodríguez

Cada 30 de agosto se celebra a Santa Rosa de Lima y se conmemora el Día de la Enfermera Peruana, una profesión que según el Ministerio de Salud es ejercida por más de 100 mil personas. Una de ellas es Isaura Angles Angles, natural de Puno, madre de dos hijos, y enfermera desde hace más de 20 años.

Ella cuenta que para ejercer su labor en esta parte del país tiene que pasar diversas dificultades, como por ejemplo, viajar durante dos horas junto a una compañera sobre un camión cisterna de combustible, y así poder llegar a la ciudad de Juli, en la provincia de Chucuito.

“Yo me tuve que subir a cinco carros en un solo día para llegar a mi trabajo o regresar a mi casa. Hasta en moto tuve que viajar, en camioncitos junto a la carga o el ganado. Uno de mis viajes más tristes fue cuando subí a un camión que llevaba combustible, encima del tanque, junto a otra colega”, dijo.

Ella trabaja como enfermera en el hospital Rafael Ortiz Ravines, en Juli, y debido al poco transporte que hay en esa vía, que se encuentra cerca de la frontera con Bolivia, deben subir al primer vehículo que ofrezca trasladarlas.

Isaura Angles contó que su vocación por ser enfermera nació desde casa, ya que creció rodeada de parientes que son personal de salud y por su amor al prójimo.

“Me motivó mucho el tener familiares, tías, primas, la mayoría de mi familia trabajamos en el sector salud. Desde muy pequeño siempre tuve ese cariño por ayudar. Me siento feliz y orgullosa de ser enfermera”, indicó.

Durante el inicio de la pandemia, Isaura Angles perdió a tres integrantes de su familia y su gran temor era contraer el nuevo coronavirus y contagiar a su madre de 84 años, que por su edad es vulnerable a la Covid-19, ya que ella es la única que se encarga de su cuidado.

Enfermera
Isaura Angles Angles atiende a una paciente Covid-19 en la región de Puno. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Blas Condori

Día de la Enfermera Peruana: Historia en Loreto

Otro ejemplo de la labor que cumplen enfermeras y enfermeros en el Perú es Ally Ruiz Reátegui, quien ante la falta de carreteras en la región Loreto, navega los ríos de la Amazonía para visitar a las comunidades más alejadas.

Ella trabaja como enfermera en el centro de Salud 6 de Octubre, en la ciudad de Iquitos, y recorre a diario el río Itaya para vacunar a niños y adultos contra la Covid-19.

“Cuando es la época de creciente (dek rpio), nos facilita la entrada porque podemos ir en las embarcaciones, en chalupa o bote. Pero cuando es la temporada contraria, tenemos que caminar porque hay carreteras, pero cuando llueve se malogra el camino”, explicó.

Ally Ruiz Reátegui dijo que siempre que se dirigen a alguna comunidad deben comunicarse con representantes de lugar.

“Para vacunar contra la Covid-19 y otras enfermedades o atenciones integrales, debemos coordinar con los promotores de salud, para que la población nos espere cuando vamos y sino, igual tenemos que ir a buscarlos”, contó.

Otro caso de vocación en enfermería es Aly Karina Ruiz, de 22 años, quien, como personal de salud, laboró en tres de las 7 provincias de la región Loreto, donde tuvo que recorrer los ríos amazónicos para garantizar el acceso a la salud de los loretanos.

En el Día de la Enfermera Peruana ellas recordaron a sus colegas que perdieron la vida a causa de la Covid-19, atendiendo a personas en riesgo.

Enfermera
Ally Ruiz Reategui pide a la población poner el hombro para protegerse de la Covid-19 y de otras enfermedades. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Kevín Rodríguez

NUESTROS PODCAST

ESPACIO VITAL: ¿Cuál es la situación de Perú respecto a la viruela del mono?

El Minsa informó el fallecimiento de una persona de 35 años que había sido diagnosticado con viruela del mono. Indicaron que su situación se complicó por un choque séptico ocasionado por una neumonía bacteriana no especificada. Sobre el primer caso de infección por viruela del mono en un menor de 8 años de edad, el MINSA aseguró que su estado de salud es estable.