Unos dos mil pobladores han resultado afectados por deslizamientos de lodo en la región Cusco, que ha sido azotada por torrenciales lluvias en los últimos días, informó el presidente regional Hugo Gonzales.

Precisó que ante la gravedad de la situación se dispuso el envío de carpas, calaminas, maquinaria y personal del Ejército para apoyar a los afectados.

"Estamos haciendo lo posible parta atender las demandas", señaló a RPP.

Los deslizamientos han ocurrido en Ayahuayco, Huancaro, San Jerónimo y San Sebastián, entre otras zonas.

Gonzáles confirmó que este lunes se reunirá con autoridades para analizar la magnitud de los daños y en base a ello decidir la declaratoria de emergencia de la región a fin de solicitar apoyo al Poder Ejecutivo.

De otro lado, un deslizamiento se produjo en un cerro adyacente a la localidad de Oropeza (provincia de Quispicanchi), bloqueando las vías Cusco-Arequipa, Cusco-Puno y Cusco-Madre de Dios.

César Zapata, colaborador de RPP en Cusco, reportó además el desborde del río Lucre (Quispicanchi) que arrasó con terrenos de cultivo y precarias viviendas.

"La situación es peligrosa y hacemos un llamado a Defensa Civil para que ayude a la población afectada", agregó.