Keiko Fujimori y su esposo, Mark Vito Villanella, se despidieron con un abrazo tras conocer que el Poder Judicial dictó 15 meses en prisión preventiva en contra de la lideresa de Fuerza Popular. Esta medida se da como parte de la investigación en su contra por los presuntos aportes ilícitos de la empresa Odebrecht.

Tal fue la decisión del juez Víctor Zúñiga Urday, titular del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional de la Corte Superior Especializada en Crimen Organizado y Corrupción de Funcionarios.

La lideresa de Fuerza Popular llegó a la audiencia minutos antes de que el magistrado culminara la lectura de su fallo.

Su arribo fue bastante accidentado por la gran cantidad de periodistas y seguidores fujimoristas que la esperaban a la entrada. Antes de ingresar, ella y Villanella se abrazaron.

Una vez dentro de la Sala, la excandidata presidencial escuchó la resolución calmada aunque cabizbaja.

Cuando supo que regresaría a prisión después de pasar unos meses de libertad, Fujimori Higuchi también recibió un abrazo de su abogada Giulliana Loza.

| Fuente:
¿Qué opinas?