Elmer Cuba saluda designación de Pedro Francke.
Elmer Cuba saluda designación de Pedro Francke como ministro de Economía. | Fuente: Composición/Andina

El economista Elmer Cuba, miembro del Directorio del Banco Central de Reserva, comentó la designación de Pedro Francke como ministro de Economía del Gobierno de Pedro Castillo.

"Es mucho mejor que esté Pedro Francke a que no esté, dado que su ausencia hubiera generado un vacío profundo porque dudo que otros economistas hubieran aceptado, dentro de la izquierda misma, que sean mejores que Pedro, y nadie más de centro o derecha hubiera aceptado estar bajo el mando de [Guido] Bellido".

"Es una recomposición al interior y en hora buena, porque Pedro es una persona muy razonable, pero va a a estar todo cuesta arriba porque va a tener que concordar con un gabinete que piensa muy diferente y que tiene otros niveles de abstracción de los problemas nacionales", dijo a RPP.

Para el especialista, el nombramiento de Pedro Francke "va a ayudar" a mejorar el panorama económico en el corto plazo, "pero no creo que sea suficiente, es como un equipo de fútbol, requieres varios jugadores sobresalientes para triunfar, no solo una persona en el arco evitando que hagan goles los demás, muchos ministros en lugar de patear al frente, van a patear hacia su propio arco".

Juramento de Pedro Francke

Sobre el discurso de juramentación de Pedro Francke, el economista resaltó el "respeto a la minoría, que es muy importante en toda democracia, el llamado a la unidad nacional, que es trascendental, y el llamado a la democracia, quiere decir que sospecha que hay elementos no democráticos en su mismo gabinete".

También saludó el nombramiento de Aníbal Torres en la cartera de Justicia y Derechos Humanos, y consideró que ahora hay un "equilibro al interior bastante delicado" entre un "un grupo más cerronista y un grupo más independiente".

"Se ha reparchado el equipo, pero sin duda está golpeado, van a tener que mandar señales muy claras entre este fin de semana y el lunes para que los mercados vuelvan a cierta normalidad".

Así juró Pedro Francke al cargo: “Por un avance sostenido al buen vivir, con igualdad de oportunidades sin distinción de género, identidad ética u orientación sexual. Por la democracia y la concertación nacional”.