Eloy Cacya, el rescatista para quien no hay imposibles

Cacya Cárdenas rescató a Ciro Castillo en el Bomboya el 2011 y acaba de cumplir otro acto importante al hallar al joven Olivier Toledo en la ruta hacia el santuario de Chapi.

El personaje de 45 años ha cobrado un extraordinario protagonismo al ser considerado como un "héroe" por muchas familias arequipeñas.

Eloy Cacya Cárdenas, de 45 años, respeta a la naturaleza, nació en el distrito de Pinchollo provincia de Caylloma, región de Arequipa; realizó sus estudios de primaria en su localidad y la secundaria en la Ciudad Blanca.

En su juventud intentó ser policía, postuló a la escuela de la Policía Nacional, pero no logró ingresar. Su fortaleza no lo dejó sentirse derrotado. Tiempo después, se puso al servicio de la Fuerza Aérea del Perú, en la base de la Joya.

Posteriormente, a los 28 años, decidió inscribirse en el centro de estudios de Alta Montaña de Huaraz, donde permaneció por seis años.

Es padre de cinco hijos de los cuales cuatro son mujeres, a quienes les dedica el poco tiempo libre que le permite su trabajo.

Eloy Cacya recuerda con mucha nostalgia su preparación para ser rescatista, las necesidades que pasó por no tener todo el material adecuado le permitió desarrollar mejor sus habilidades físicas.

“Una vez cuando era estudiante me tocó subir a una montaña con un “turista sueco”, que agotó todas sus fuerzas y no pudo bajar, tenía que cargarlo", recuerda como parte de sus tantas anécdotas de viaje.

A sus 45 años, ha recorrido muchos lugares realizando su labor, ha ascendido al nevado más alto del Perú y ha recorrido el cañón más profundo.

“Mis sueños me llevaron a buscar lo que a mi realmente me gusta”. Señala tras indicar que nunca sufrió un accidente grave durante sus travesías.

Hablando de sus sueños,  Eloy Cacya Cárdenas se casó el 18 de agosto del año 2012 tras varios años de convivencia con su compañera.

El Día de la Madre también estuvo fuera de su casa, su trabajo lo llevó a cumplir su segunda hazaña: encontrar al joven universitario Olivier Toledo Carlos, desaparecido casi diez días en un desierto arequipeño. Hace un año, también fue él quien encontró el cadáver de Ciro Castillo en valle del Colca.

Este hombre, que a pesar de lo trágicos eventos donde se dio a conocer, se ha vuelto un héroe para dos mujeres: la madre de Ciro y la madre de Olivier.

Su sueño es formar una brigada de jóvenes rescatistas, a quienes quiere enseñar sus conocimientos, pero necesita ayuda de instituciones públicas o privadas.

Por Marleny Apaza

Lea más noticias de la región Arequipa