Empatía con los más vulnerables: ¿Cómo estamos ayudando a los más necesitados durante esta emergencia?
El sacerdote José zamora reparte ayuda en Chiclayo durante la emergencia. | Fuente: RPP

La emergencia nacional por la COVID-19 ha afectado a todo el país: la población continúa con el aislamiento social obligatorio, ciertos comercios recién empiezan a funcionar con delivery y las medidas preventivas ya son parte de nuestro día a día, todo con el fin de reducir la curva de contagio.

Particularmente, esta crisis ha dejado en estado vulnerable a muchos peruanos, por ejemplo, a personas que vivían de la venta diaria, personas que han perdido sus trabajos, adultos mayores, aquellas que han visto afectada su salud, entre otros. Según estudios de Ipsos, hasta abril de este año, el 39% de la población no trabajaba y no recibía sueldo debido a la cuarentena y el 13% se había quedado sin trabajo.

Ante este panorama, el Estado ha proporcionado subsidios económicos con el fin de ayudar a los grupos perjudicados por el aislamiento y la inmovilización social obligatoria.  Por ejemplo, se ha otorgado el bono de 380 soles para hogares en condición de pobreza o pobreza extrema, el bono para trabajadores independientes de 760 soles y el bono familiar universal también de 760 soles para hogares que no cuentan con ingresos formales.

Para ayudar a las empresas, se han entregado los subsidios para empresas generadoras de empleo, que otorga a los empleadores del sector privado, un bono salarial del 35% por cada trabajador con rentas de quinta categoría que gane hasta S/ 1,500.

Un grupo de mujeres cusqueñas del distrito de Santiago elaboran diariamente más de 100 platos de comida.
Un grupo de mujeres cusqueñas del distrito de Santiago elaboran diariamente más de 100 platos de comida. | Fuente: RPP

Solidaridad de peruano a peruano

A pesar de los momentos difíciles que pasamos, la solidaridad y la ayuda mutua están siendo fundamentales para superar juntos esta crisis.  La ayuda se ha hecho presente, no solo desde políticas de Estado, sino también entre los mismos ciudadanos.

Según una encuesta de CPI, un 76% de peruanos requiere ayuda debido a la situación vulnerable en la que se encuentra como consecuencia del estado de emergencia por el coronavirus. Lo que más necesitan son los alimentos y víveres, ayuda económica y medicamentos, respectivamente.

Con el fin de ayudarlos, muchos ciudadanos de buen corazón han empezado campañas solidarias. Este es el caso del sacerdote Omar Alonso Sánchez, secretario de Cáritas Lurín, quien ha entregado más de 143 000 canastas de víveres a familias vulnerables.

Otro caso es el de José Zamora, sacerdote chiclayano que, con su campaña “Resiste Lambayeque”, ya ha entregado más de 600 equipos de bioseguridad al personal de salud de la región, así como, medicina para pacientes con COVID-19 que no cuentan con los recursos.

Estamos aprendiendo que, ayudando al otro, podremos pasar mejor esta cuarentena y salir más rápido de esta emergencia. Así lo demuestran un grupo de mujeres cusqueñas del distrito de Santiago, que elaboran diariamente más de 100 platos de comida que comparten con sus vecinos y personas de otros distritos que no cuentan con los recursos para alimentarse.

De igual forma, en Iquitos, la colecta del padre Miguel Fuertes logró recaudar más de un millón de soles en solo 10 horas, por lo que ha podido donar dos plantas de oxígeno al Hospital Regional de Loreto y una a la ciudad de Nauta.

Otra historia de ayuda desinteresada es la de Fredy Gonzales, un soldador de Ferreñafe que construyó una cápsula para pacientes con COVID-19 y la donó al hospital de su ciudad, para que los pacientes puedan ser trasladados de forma segura.

Gracias a acciones solidarias como la de estos peruanos, muchas familias en situación vulnerable y personal de salud hoy pueden pasar esta emergencia más seguros y con menor riesgo. Así como ellos, tú también procura ayudar a otros compatriotas desde tus posibilidades.

Siendo respetuosos, responsables y solidarios podremos combatir esta pandemia. Tú también únete a “Peruanos Camiseta: Unidos nada puede vencernos”, una campaña de Alicorp y RPP que busca motivar un cambio positivo de conducta en los peruanos.