Sinopharm
El equipo investigador de la UPCH emitió un pronunciamiento. | Fuente: EFE

El equipo del ensayo clínico para la vacuna Sinopharm de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) reiteró sus disculpas públicas tras divulgarse que personas ajenas a la investigación fueron inoculadas el año pasado con dosis experimentales.

En un pronunciamiento, el grupo reiteró sus disculpas públicas “a toda la ciudadanía” y adelantó que “seguimos facilitando toda nuestra disposición para las investigaciones que sean necesarias”.

“La UPCH es una organización privada de la cual somos parte como el equipo de investigación del ensayo clínico para la vacuna Sinopharm. La Universidad Peruana Cayetano Heredia recibió un lote de 24 600 vacunas y placebos, codificados en ciego, específicamente para el ensayo clínico como consta en los documentos de importación correspondientes”, se lee en el documento.

“Adicionalmente, la UPCH recibió 3 200 vacunas cuyo fin era la vacunación del equipo de investigación y el personal relacionado al estudio. (...) Estas vacunas recibieron además aprobación por la Digemid para su importación para ese uso”, añade.

Según el grupo investigador, dentro de los ensayos clínicos “existe la posibilidad de incluir lo que se conoce como ‘uso extendido de vacunas para la protección del personal del Estudio’”.

“Esta es una práctica utilizada en múltiples estudios clínicos durante esta pandemia que, en este caso, fue realizada entre dos organizaciones: Sinopharm y la UPCH con un fin pre-definido en cuyo proceso no hubo ningún ocultamiento de nuestra parte”, señaló el equipo.

“Tal vez fue un error”

Al respecto, el grupo investigador reconoció haber cometido “un error en haber interpretado de manera amplia el término ‘personas relacionadas al estudio’”, en referencia a las personas vacunadas que no tenían relación con el proceso.

“Tal vez fue un error no hacer público esto, pero actuábamos bajo la percepción de que debíamos proteger esa relación de confidencialidad. La lista completa de quienes fueron vacunados se entregó a la autoridad regulatoria el día de ayer. El equipo de estudio no buscó a ningún funcionario público para ofrecerle la vacuna”, sentenció.

“En algunos casos, a solicitud de parte se vacunó a personas del entorno cercano del personal del estudio o de los que consideramos personal relacionado al estudio”, añadió.

Finalmente, el equipo investigador aseguró no haber autorizado vacuna alguna “por provecho económico, político o de ningún otro tipo”. “Es muy lamentable para el equipo de estudio que se nos vincule con actos de corrupción y se perjudiquen trayectorias de nuestros miembros tan ligeramente”, sostuvo.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: