Con lágrimas en los ojos, el fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, hizo la entrega de los 80 restos humanos a los familiares que buscaron a sus seres queridos asesinados en un espiral de violencia en la década de los 80s.

“Después de un arduo trabajo realizado por un equipo de forenses con la colaboración de la Cruz Roja Internacional, se logró identificar a los 80 restos óseos que el día de hoy están siendo entregados a humildes campesinos”, expresó en la ceremonia realizada en la localidad de Huamanga, región Ayacucho.

En medio de la ceremonia se dirigió a la madre de una de las víctimas. “A esta mujer le arrancaron tres integrantes de su familia, entre ellos su hija inválida y su esposo. Hoy va a tener la oportunidad de recibir los restos de sus seres queridos”, expresó conmovido, mientras una lágrima caía por su mejilla.

Por otro lado, manifestó que se necesita un incremento en el presupuesto para contratar más peritos, a fin de que se pueda identificar a las víctimas del terrorismo.

Lea más noticias de la región Ayacucho.