RPP/Randy Mendoza

Decenas de personas afiliados al Sindicato de Trabajadores Administrativos del sector Educación-Junín realizaron  un plantón en el frontis de la Dirección Regional de Educación exigiendo que los servidores públicos se unan a la huelga nacional.

El dirigente, John Sinche Crispín, indicó que los trabajadores de la DREJ firmaron un acta de compromiso de unirse a la huelga, sin embargo, tras varios días los servidores siguen laborando por lo que fueron señalados como “amarillos”.

Los protestantes portaron huevos a la espera de los trabajadores para lanzarlos, pero ante la presencia de los manifestantes, los servidores optaron por quedarse al interior de la entidad hasta que los revoltosos se retiren.

Lea más noticias de la región Junín