RPP/Randy Mendoza

Un contingente de trabajadores administrativos de diversas entidades quemó un ataúd en la Plaza Huamanmarca como medida de protesta en el noveno día de huelga indefinida que acatan.

Los manifestantes partieron desde la casa social del maestro ubicado en el distrito de El Tambo portando un ataúd con el nombre del presidente Ollanta Humala, que luego fue incinerado en la referida plaza.

Asimismo, los protestantes lanzaron huevos a los trabajadores y al frontis de la Municipalidad de Huancayo, acusándolos de “amarillos”.

Los dirigentes anunciaron que en los siguientes días las medidas de lucha se radicalizaran debido a que el Gobierno Central no instala la mesa de diálogo con los trabajadores estatales para debatir la promulgación de la Ley del Servicio Civil y su reglamento.

Lea más noticias de la región Junín