RPP/Randy Mendoza

Los médicos de EsSalud salvaron la vida de una bebé que nació con 780 gramos de peso, a las 31 semanas de gestación y 36 centímetros de talla, mediante una cesárea de urgencia.

La madre de la pequeña, Gady Lázaro Pérez (38), pensó que su segundo embarazo sería normal, sin embargo tras cumplir los seis meses de gestación presentó un cuadro de preeclampsia severa, que ponía en peligro su vida.

Los médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología del referido nosocomio brindaron atención especializada a la pequeña Abigail, que además presentaba un cuadro de sepsis – infección.

El Gerente de la Red Asistencial Junín, doctor Martín Álvaro Ordoñez, señaló que la niña estuvo hospitalizada un mes y 26 días y, por  la sepsis que presentaba, recibió tratamiento con antibióticos de amplio espectro por tres semanas y tuvo alimentación parenteral (intravenosa).

Finalizó indicando que la menor es un gran ejemplo de lucha, hoy se va casa pesando un kilo 910 gramos, sin dudas fue un gran reto asumido por los neonatologos y enfermeras.

Lea más noticias de la región Junín