Miles de pobladores degustaron la pachamanca preparada en el horno más grande del mundo que este año tuvo una altura de más de tres metros de alto y en el que se cocinó más de media tonelada de diversos tipos de carne.

El gerente general de la Municipalidad de Chilca, Ivan Olivera, manifestó que también se usaron media tonelada de papas, habas y humitas, para poder repartir más de dos mil personas recibirán una porción de pachamanca.

Indicó que el horno fue preparado desde un día antes y que en la madrugada se procedió a calentar las piedras, se tapó a las once de la mañana y a la una de la tarde se inició el reparto del plato tradicional.

Agregó que el burgomaestre del distrito, José Auqui, participó activamente en la preparación por su experiencia en el sector gastronómico.

Finalmente invitó a todos los pobladores del valle del Mantaro a participar en la Feria de Cuasimodo donde se ofrecen platos típicos y muchos atractivos.

Lea más noticias de la región Junín