Cuatro provincias de la región Huánuco paralizan hoy sus actividades en demanda del servicio de energía eléctrica para 186 de sus comunidades. Se trata de las provincias de Dos de Mayo, Lauricocha, Huamalies y Yarowillca, donde la actividad comercial y de transporte público, así como las clases escolares, han sido suspendidas.

Las autoridades ediles de dichas jurisdicciones acusan al Gobierno Regional de Áncash de impedir la instalación de 18 torres de conexión -en una zona limítrofe con Huánuco- lo que permitiría la electrificación de los poblados afectados. Aseguran que el gobierno ancashino alega un diferendo limítrofe para no permitir las operaciones en territorio fronterizo.

En tanto, unos 5 mil manifestantes, pertenecientes a las 186 localicades, se movilizan por las calles de la ciudad de La Unión, capital de la provincia de Dos de Mayo, exigiendo al Gobierno Regional de Huánuco intervenga en pro de una solución a su pedido.

En la marcha, que tiene previsto concluir en la subestación eléctrica de Chacamayo, participan los alcaldes de Dos de Mayo, Valentín Salazar, y de Laurichoca, Romel Espinoza. 

La semana pasada el presidente regional de Huánuco, Luis Picón, y los alcaldes de las cuatro provincias, se reunieron con el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, para evaluar una salida al problema. No obstante, el representante del Poder Ejecutivo explicó que el tema implica una nueva demarcación terirtorial y que esta es una competencia de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Lea más noticias de la región Huánuco