El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Ica sentenció a cinco meses de prisión preventiva al alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, quien fue trasladado al penal de Cristo Rey de Cachiche en Ica.

A su salida del juzgado, el burgomaestre calificó la sentencia como una prisión política. “Seguramente mi prisión se debe a presiones que vienen desde arriba porque aquí se juegan grandes intereses de las empresas mineras”.

Asimismo, dijo que ha quedado demostrado el abuso de poder ya que se han basado en la declaración de una trabajadora del municipio, que pertenece al Sindicato de Construcción Civil. Finalmente reiteró que nunca estuvo en la clandestinidad.

El alcalde fue trasladado enmarrocado por personal de la Policía Judicial y es resguardado por miembros del orden.

Lea más noticias de la región Ica