La División de Investigación de Delitos Aduaneros intervino diversos establecimientos conocidos como Sex Shop en Lima, en donde se comercializaban juguetes sexuales como vibradores, prótesis, muñecas, estimulantes sexuales, entre otros, los cuales no contaban con el respectivo rotulado del importador.


Estos objetos tampoco tenían autorización sanitaria ni documentación que acredite su legal procedencia, por lo tanto su comercialización sería considerada como delito de Contrabando.

Los cinco locales comerciales intervenidos, cuyo propietario es el ciudadano Pablo César   Súclupe Sandoval, están ubicados en los distritos de Cercado de Lima, Miraflores y San Isidro.


En estos se logró la incautación de veinte cajas con productos sexuales entre prótesis, vibradores, muñecas, estimulantes sexuales, viagra, lubricantes, pastillas, ropa interior comestible, entre otros, debido a que no se pudo demostrar con documentos su procedencia y legalidad de su ingreso al país.


La mercancía antes detallada se encuentra valorizada aproximadamente en S/200,000.00 nuevos soles.  

Foto: PNP