Un grupo de padres de niñas que habitan en el distrito de San Martín de Pangoa (Satipo) y en Chanchamayo, se opusieron a que sus hijas menores de 10 años sean vacunadas contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) para combatir el cáncer de cuello uterino.

La coordinadora de estrategia sanitaria de inmunizaciones de la Dirección Regional de Salud de Junín, manifestó que la aplicación de la segunda dosis se inició en julio; por lo que el trabajo se realiza progresivamente en la selva central.

La funcionaria sostuvo que la aplicación de la tercera dosis se iniciará en noviembre y esperan que los padres de las niñas permitan la continuidad de la aplicación de vacunas. 

Lea más noticias de la región Junín