Referencial

Mientras la feligresía a nivel global espera con ansias conocer el nombre del sucesor de Benedicto XVI, el pueblo de Moche reza y se rinde a los pies del adorado Señor de la Misericordia.

De esta manera, la figura de Jesucristo y su sacrificio inconmensurable, son protagonistas de una serie de actividades tradicionales que el tiempo implacable no ha logrado borrar. Moche, entonces, se prepara para homenajear al hijo de Dios con profunda devoción.

Ya desde el primer viernes de marzo, la población participa activamente en la procesión que se inicia a la salida de la misa nocturna. La concurrida manifestación no impide el trabajo de mantenimiento de, por ejemplo, las campanas o las cruces que se encuentran deterioradas.

Las celebraciones eucarísticas con cánticos y plegarias destacan en fechas en las que se recuerda la pasión y muerte de aquel humilde carpintero de Belén pero, primordialmente, su resurrección y el triunfo divino sobre lo banal de nuestra existencia.

Como parte de la celebración costumbrista y acorde con la fama gastronómica del país, la cocina mochera, que se encuentra entre las más reconocidas del norte, adquiere trascendencia también durante la celebración religiosa.

Para abrir el apetito aún al más indiferente de los comensales, basta con nombrar a la deliciosa Sopa Teóloga, un platillo preparado a base de pan cocinado, menestras, verduras, salchicha colorada y una sabrosa presa de pavo.

Según el chef trujillano Martín Mantilla, la Sopa Teóloga es un plato de la jerarquía eclesial fusionado con elementos populares, eso sí,  en un fogón rústico, detalle que le brinda al preparado el olor y sabor incomparables que lo caracterizan y lo han convertido en el plato emblemático de Trujillo, según la Dirección Regional de Cultura.

Moche es un tradicional distrito trujillano ubicado a solo 7 kilómetros de distancia de Trujillo. Cuenta con balnearios, en la zona de Las Delicias, y una bucólica campiña cuya vía conduce a las Huacas del Sol y la Luna, rodeada por cierto de un sinnúmero de restaurantes con sazón y color al gusto del consumidor.

La Semana Santa se inicia en breve y Moche se apresta a celebrar la fecha con tradición y devoción. Se espera la llegada de unos 10 mil visitantes que serán protagonistas de una  inigualable oportunidad de vivir la religiosidad sin olvidar costumbres arraigadas en nuestros pueblos norteños.

Por: Julia Góngora

Lea más noticias de la región La Libertad