No solo las obras de saneamiento complican a la ciudad de Chiclayo (Lambayeque), ahora el sistema de limpieza pública también es deficiente y en muchas calles de la ciudad no existen tachos de basura y los vecinos se ven obligados a arrojar los desechos en bolsas de plástico y cartones que se acumulan generando malos olores.

Este problema se observa en las calles Leoncio Prado, Saenz Peña, Balta y Bolognesi, donde las esquinas se han convertido en verdaderos botaderos de basura que ponen en riesgo la salud de los vecinos. 

“Necesitamos por lo menos 400 tachos más de basura para solucionar este problema. Actualmente el 30 % está deteriorado y en desuso”, reconoció el subgerente de Medio Ambiente, Guillermo Valiente.

En lugares como el mercado Modelo solo existe un contenedor que siempre está repleto de desperdicios y los comerciantes arrojan la basura a las veredas.

Pese a que la Defensoría del Pueblo ha hecho las recomendaciones necesarias para mejorar los sistemas de limpieza, el municipio no ha cumplido hasta el momento con tratar este importante tema.

Lea más noticias de la región Lambayeque