Henry Urpeque Neciosup.

El presidente regional de Lambayeque, Humberto Acuña Peralta, sostuvo que si es necesario instalar una mesa de diálogo para solucionar el conflicto social de la empresa agroindustrial Pucalá, se hará para evitar mayores enfrentamientos que puedan terminar con hechos lamentables.

El mandatario regional dijo que está listo para ser un intermediador de los trabajadores ante el Gobierno Central y el Poder Judicial, para exponer la grave problemática de la empresa.

“Si me piden la mesa de diálogo, sí acepto. Yo he sido bien claro en este problema, me pareció un error de la policía que solo ha beneficiado a un grupo de  inversionistas, se ha puesto en riesgo la realización de los Juegos Bolivarianos”, indicó.

Acuña Peralta sostuvo que es muy extraño que la policía haya respondido de manera inmediata con personal logístico y humano para apoyar a una empresa privada, sin embargo es tarde para solucionar problemas de seguridad ciudadana que afectan al ciudadano de a pie.

“Estamos hablando de una empresa privada, la policía tiene muchos problemas de inseguridad que solucionar, no sé qué intereses estén detrás, pero asombra la respuesta rápida que tuvieron para los poderosos”, agregó.

Acuña Peralta pidió calma a los trabajadores, ya que durante estas competencias está en juego la imagen de Chiclayo como pacífica y organizada.

Lea más noticias de la región Lambayeque