Elen Gargate

Carmen Masías, presidenta ejecutiva de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) informó que en lo que va del año la erradicación de cultivos ilegales de coca en el Valle del Monzón superan las 6 mil hectáreas. Esta cifra representa el 85 por ciento de la meta propuesta en esta zona. 

Estas declaraciones fueron hechas durante la realización de la Caravana para el Desarrollo organizado por Devida como parte del Plan Post Erradicación de Coca, que benefició a más de 4 500 pobladores del Monzón con diferentes programas del Gobierno.

La funcionaria precisó que 17 comunidades (Milagros, Catalán, Camote, Pucayacu, Shianca, Rio Espino, Paujil, Manchuria, Soledad, Pozo Rico, Jorge Chávez, Mata Palo, Macora, Piedra Ancha, Nuevo Oriente, Palo Acero y Palo Wimba) suscribieron acuerdos para no volver a sembrar coca y emprender proyectos alternativos como café, cacao, plátano, entre otros. En estas zonas se instalarán 750 hectáreas de las mil previstas para el presente año. 

Masías Claux informó que para atenuar el impacto económico y social originado por las acciones de erradicación se programó la instalación de biohuertos y piscigranjas. Además se viene entregando materiales agrícolas a todas las comunidades y bocinas a las primeras 10 comunidades. 

“El Monzón está cambiando porque hay autoridades que están poniendo el hombro, tenemos 15 comunidades que de forma heroica firmaron actas de entendimiento para no sembrar coca y vivir en paz, para el mes de setiembre 5 comunidades más se sumarán al cambio, no podemos pensar en desarrollo si la erradicación no se complementa con interdicción, educación y salud”, expresó la jefa de Devida.

En la caravana participaron diferentes instituciones como el Ministerio de Salud, EsSalud, Dirección Regional de Educación, Policía Nacional, Ejercito Peruano, Comités de Autodefensa, Reniec, Juntos, entre otras.

Lea más noticias de la región Huánuco