La niña de 13 años que murió ahogada en la piscina del colegio cristiano Sión, distrito de San Sebastián, en Cusco, será enterrada  en Urcos, provincia de Quispicanchii.

Mauro Fernández, familiar  de la estudiante, refirió que la occisa se viene velando en su vivienda ubicada, en la calle José Olaya.

Al interior de la Institución Educativa, existe total hermetismo, hasta el momento el director del plantel no informó las circunstancias en la que se habría producido este hecho.

El profesor de Educación Física, Jesus Acurio sostuvo que el lamentable accidente se generó cuando trabajaba con otro grupo de estudiantes en la piscina, cuando de pronto la menor solicitó apoyo socorriéndola inmediatamente y llevándola luego al policlínico de EsSalud, donde el médico certificó su deceso. La policía continúa las investigaciones para esclarecer el caso.

Lea más noticias de la región Cusco