La cadete Jacqueline Vanessa Velarde Herrera del Instituto Superior Tecnológico Naval (CITEN) recibirá todo el apoyo legal del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MIMDES) ahora que atraviesa la posibilidad de ser expulsada de la escuela por quedar embarazada, aseguró la titular del sector, Aída García Naranjo.

“El MIMDES está dispuesto a colaborar con este caso, tanto con la Marina como con Jacqueline”, indicó.

García Naranjo sostuvo que el Tribunal Constitucional se ha pronunciado sobre un caso similar en 2009, cuando ordenó la reincorporación de la cadete Nidia Yesenia Baca Barturen a la Técnica Superior de la Policía de Chiclayo.

"Este reglamento del 2010 violenta lo que ya el Tribunal Constitucional había señalado frente al caso de la cadete Baca Barturen que marca un precedente y en donde, frente a la normatividad interna de las Fuerzas Armadas, el Tribunal se pronunció diciendo que no se podía hacer ese tipo de discriminación con las mujeres", señaló.

Por tanto, la ministra consideró que el reglamento que censura los embarazos en la institución “no está acorde con la Constitución”.

La titular de la Mujer señaló que “salir embarazada no es una falta, estar embarazada es la ley de la vida”. Asimismo, indicó que se debe realizar una investigación ante la denuncia del CITEN de que la cadete consiguió que la suplante una compañera para pasar un examen ginecológico.

“Si se ha producido una falta hay que realizar una investigación. Esa falta tiene un atenuante en cuanto el reglamento exige que no deba estar embarazada, ella sí puede ser juzgada por ese tipo de falta, pero estar embarazada es la ley de la vida”, agregó.