Felipe Tapia

El policía municipal que murió acuchillado por un presunto delincuente cuando desalojaba a comerciantes informales en la calle Belén del Cusco, trabajaba siete años en la comuna provincial y percibía 650 soles.

La información fue proporcionada por Lourdes Miranda, trabajadora del área en la Municipalidad Provincial del Cusco, quien señaló que la víctima, Wilbert Atayupanqui Ormachea, deja en la orfandad dos niños y una viuda.

Se indica que actualmente en la Oficina de Seguridad Ciudadana  laboran alrededor de 120 personal cen calle, los mismos que no cuentan con los equipos necesarios de protección para este tipo de trabajos, ni un seguro por riesgo de vida.

Se precisa que mañana será enterrado por sus familiares el policía municipal que fue asesinado durante un operativo inopinado.

Lea más noticias de la región Cusco