El ministro de Defensa de Perú, Pedro Cateriano, informó de la compra de 5 aerodeslizadores anfibios, conocidos como "hovercraft", para patrullar y apoyar las acciones de las fuerzas armadas contra el terrorismo y narcotráfico en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Cateriano entregó dos de las naves en una ceremonia celebrada en la región amazónica de Pucallpa, hasta donde llegó acompañado por el comandante general de la Marina de Guerra, Carlos Tejada, y otros altos mandos militares.

El ministro dijo que el Gobierno adquirió cinco de estas unidades anfibias, dos de las cuales permanecerán en Pucallpa, donde fueron ensambladas, otras dos en la ciudad selvática de Iquitos, y la otra para tareas de entrenamiento.

"Ponemos en servicio dos embarcaciones hovercraft, fabricadas en Gran Bretaña pero ensambladas acá, el gobierno ha invertido 3,5 millones de soles (1,17 millones de dólares) en la adquisición de estas cinco embarcaciones que se sumarán a la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo", declaró Cateriano a los periodistas.

El ministro aseguró que el gobierno está cumpliendo con su promesa de entregar "las mejores herramientas" a las fuerzas armadas para que cumplan "con su rol constitucional de defender al país contra amenazas como el terrorismo".

Los "hovercraft" son unidades anfibias blindadas con colchones especiales de aire que les otorgan capacidad de flotar y deslizarse sobre el agua y la tierra.

Cateriano destacó que estas características son ideales para la geografía en la zona del Vraem y para las operaciones contra los remanentes del terrorismo aliado con el narcotráfico que se desplaza por esa zona.

Durante la ceremonia, el ministro abordó una de las unidades anfibias y recorrió parte del río Ucayali, donde comprobó su velocidad, que llega hasta los 35 nudos, y su capacidad de transportar a 20 combatientes y utilizar equipos de visión nocturna.

EFE.