El Perú y la Universidad de Yale firmaron un memorándum de entendimiento en el que oficializan el retorno de las piezas arqueológicas de Machu Picchu, estableciendo un cronograma que tiene como fecha límite el 31 de diciembre del 2012.

Mediante el acuerdo, Yale se compromete a devolver las piezas museables -entendidas como aquellas piezas que son adecuadas para y capaces de ser presentadas en una exhibición- y otras piezas de estudio, a tiempo para la conmemoración del centésimo aniversario del descubrimiento científico de Machu Picchu.

Asimismo, se confirma que a finales de 2011 la Universidad de Yale devolverá otra cantidad de fragmentos y piezas de estudio, siendo el tiempo límite para retornar la totalidad de las piezas el 31 de diciembre de 2012.

Indica, además, que todos los gastos en que se incurra para la devolución de las piezas correrán por cuenta de la universidad estadounidense.

El memorandum fue suscrito por el canciller José García Belaunde y el presidente de la Universidad de Yale, Richard Levin, informó el el Ministerio de Relaciones Exteriores.

En el documento, el Perú y Yale acordaron solicitar la suspensión del juicio abierto en una corte de Connecticut en tanto se ejecuten las estipulaciones establecidas en el Memorándum de Entendimiento, luego de lo cual, ambas partes solicitarán la terminación del juicio.

El comunicado indica que la decisión "excepcional" de devolver las piezas ha sido tomada por Yale en consideración al gran valor histórico y de identidad nacional que dicho material representa para el Perú.

Asimismo, menciona que el acuerdo reconoce que la mencionada universidad ha sido un digno y dedicado custodio del material y reafirma la propiedad del Estado peruano sobre todos los materiales objeto del acuerdo.

El acuerdo confirma que el Perú facilitará el acceso a los materiales devueltos para investigaciones y estudios académicos de manera consistente con el derecho peruano y las normas y procedimientos del Ministerio de Cultura.