A tres años del terremoto que asoló el sur chico de nuestro país, pobladores de Pisco alistan un "cacerolazo" para llamar la atención de las autoridades a que atiendan sus reclamos.

En diálogo con RPP, Teodulo Hernández, presidente del comité central de lucha de Pisco, refirió que aún persisten los problemas de saneamiento la ciudad de Pisco y existe un déficit de vivienda, ya que hay gente que vive bajo cartones, plásticos y hasta en el suelo.

"Aún hay gente que vive bajo cartones, plásticos, en terrenos, en suelo y realmente esto es calamitoso", refirió Hernández tras aclarar que este problema existe por la dejadez de las autoridades locales y el "despilfarro de dinero".

Asimismo, dijo que las autoridades para ocultar el retraso de la reconstrucción han levantado muros.  Sin embargo, dijo que éstos han sido denominados son "muros de la vergüenza" ya que detrás de ellos se esconden letrinas y fumaderos.

En tal sentido mañana, anunció que para mañana domingo 15 de agosto, pobladores de todos los sectores de Pisco saldrá con sus cacerolas, bocinas "para recibir el nuevo año del terremoto".

Agregó que también acatarán un paro provincial indefinido en la Panamericana Sur para exigir a la Presidencia del Consejo de Ministros a que instale una mesa de diálogo para tratar los temas de prioridad de la ciudad pisqueña; aunque aclaró que esta manifestación será pacífica.