Paty Condori

 

La Policía Nacional del Perú, confirmó la muerte de cinco personas como consecuencia de los hechos de violencia ocurridos en Puno.

Informaron que a las 11:00 de la mañana, aproximadamente 6 mil personas intentaron tomar violentamente el aeropuerto Manco Cápac (Juliaca - Puno),  suspendiéndose todas las operaciones y actividades del terminal aéreo, hecho que motivó la inmediata intervención policial con la finalidad de garantizar la integridad física de trabajadores y usuarios, quedando las instalaciones bajo control de la PNP con el apoyo del Ejército Peruano.

"Durante la intervención,  los manifestantes atacaron a los efectivos del orden con bombas molotov, artefactos explosivos, piedras, palos y otros elementos contundentes. El personal policial, a fin de restablecer el orden y el imperio de la ley previa persuasión, hizo uso proporcional y racional de la fuerza a fin de evitar daños a la propiedad pública y privada, así como lesiones a las personas y usuarios del aeropuerto", indican en el comunicado.

Producto de los actos vandálicos, se registraron  cinco muertos y varios heridos entre pobladores y policías, hechos que son materia de investigación.

"Posteriormente, a las 7:00 de la noche, más de 1000 violentistas atacaron la Comisaría de Azángaro, lanzando bombas molotov con el objeto de incendiarla; por lo que el  jefe policial  de Azángaro adoptó las medidas de seguridad para defender y proteger su dependencia policial, así como las instalaciones públicas y privadas de dicha ciudad", precisan.

El Comando de la Policía Nacional del Perú hizo un llamado a la población de Puno a mantener la calma e invocó a sus dirigentes a continuar el diálogo con las autoridades para solucionar sus demandas, dentro del marco constitucional.