La presidenta del Consejo de Ministros, Rosario Fernández exhortó a los pobladores de Puno, así como a los de Huancavelica y Huancayo a deponer todo acto de violencia que atenta sobre el bien público y privado.

Resaltó el carácter conciliador del Gobierno al haber dialogado con las poblaciones sobre los temas que les afecta. “Permanentemente se cuestiona y se critica al Ejecutivo y se dice que no hay voluntad de diálogo, acaso ha habido más prueba de voluntad de diálogo que esta”, dijo a la opinión pública.

Al tiempo, señaló la sospechosa organización de las protestas en Puno que se extienden a Huancavelica y Huancayo por otros temas de índole universitario.

Anoche se concluyó el trabajo de la mesa 1 (zona sur) y mesa 2 (zona norte Melgar) a las 3 de la mañana, y estos temas han aparecido de pronto; a la vez de una manera sospechosamente coordinada, aparecen actos de violencia en Puno, en Huancavelica y Huancayo”, dijo. 

“Le pido a la población que reflexione, los exhorto a que tengan una actitud democrática de diálogo, estamos obrando de muy buena fe y sentido democrático pero eso no es incompatible con el cumplimiento de la ley y menos con la exigencia de cumplir con el orden interno. Espero que en este momento toda la población de Puno se retire a sus hogares, estos decretos supremos ya están firmados señores, y están tramitados, mañana se publican en El Peruano”, añadió.

Finalmente indicó que se está terminando de dialogar con la dirigencia de Ramis (Puno) en la mesa de diálogo 3 tras lo cual se emitirá un decreto de urgencia que será firmado y publicado.

Las protestas en Juliaca continúan como parte de la huelga que se mantiene en contra de todo lo relacionado con la actividad minera.