RPP/ Rosario Coronado

Un delfín de un metro con 83 centímetros de longitud, que murió por enmallamiento en la zona del Puerto Eten (Lambayeque), fue seccionado por los pescadores, circunstancias en que llegó una comitiva de la Capitanía de Pimentel junto con funcionarios del Instituto del Mar del Perú.

Jaime de la Cruz, jefe del IMARPE, indicó que se ha comprobado que las muertes de las especies marinas es por el enmallamiento.

“Atraídos por los pescados, las especies se acercan a la orilla y quedan atrapadas en las redes que colocan los pescadores y al no poder emerger a la superficie para respirar, mueren ahogados”, indicó el funcionario.

De la Cruz remarca que en la mañana de hoy vararon un chancho marino y otro delfín a lo largo del litoral lambayecano.

Lea más noticias de la región Lambayeque