Los trabajadores asistenciales de salud de los hospitales Belén y Regional Docente de Trujillo que llevan una semana de huelga indefinida, hicieron una inusual protesta con una parodia donde demostraron la realidad que tienen que pasar los pacientes para ser atendidos en los hospitales del Ministerio de Salud.

En plena plaza de armas de Trujillo, una trabajadora hizo las veces de la ministra de Salud, otra de los miembros de las Fuerzas Armadas, mientras que otro se tendió en el suelo con una bandera peruana en su pecho, fingiendo ser un paciente que no recibe la atención adecuada.

Por su parte, el secretario de los trabajadores asistenciales del Hospital Regional, Juan Canales, protestó por la retención hecha por la Sunat al pago de devengados a los trabajadores que estaba pendiente desde el año 1994.

Señaló que pese a los años que han esperado el dinero, este organismo les retiene debido a que año tras años se hizo un acumulativo en los pagos que van desde los 7 mil a 25 mil soles.

Los trabajadores asistenciales iniciaron una huelga nacional indefinida hace una semana en la cual rechazan la privatización de los servicios del Hospital Regional, así como el incremento de sueldo y nombramiento de empleados contratados.

 

Lea más noticias de la región La Libertad