Referencial

Un promedio de 900 personas, entre niños y padres de familia, fueron atendidos hasta la fecha, con diversos servicios relacionados a consultorías y apoyo psicológico, por la Defensoría Municipal del Niño y Adolescente (Demuna) de la Municipalidad Provincial de Trujillo.

La psicóloga de la Demuna, Kati Pretell Aguilar, explicó que reciben a niños que reflejan mucha tristeza por el distanciamiento de sus padres y que buen número de ellos tienen guardados resentimientos contra sus padres, lo que afecta su estabilidad emocional y formación.

"Lo que les brindamos son talleres psicológicos de autoestima, de asertividad, de comunicación y de relaciones familiares", sostuvo Pretell Aguilar.

Lea más noticias de la región La Libertad