Foto: RPP/Rolando Gonz

Hondo pesar y tristeza se vivió durante el entierro de la arqueóloga Kory Ávila, de 37 años, quien fue hallada muerta después de 22 días de búsqueda en la urbanización Los Pinos, a media cuadra de su vivienda, en la ciudad de Trujillo (La Libertad).

Su madre, Nora Vereau, se mostró profundamente triste y agobiada, mientras que su hermano, Fernando Ávila, pidió al Ministerio Público y al Poder Judicial que hagan cumplir la ley y sancionen al responsable de la muerte de la profesional.

Durante el sepelio, familiares y amigos anunciaron que realizarán una marcha este 24 de enero para exigir justicia por la muerte de Ávila Vereau.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional