RPP/Referencial

El gobernador del distrito de Canoas de Punta Sal, Narciso Serrano, denunció que la falta del servicio de agua potable que afronta la población es por una obra que realiza la municipalidad distrital de Tumbes y que se encuentra retrasada.

Debido a este problema, cerca de los cuatro mil habitantes se ven obligados a pagar diez soles por los cilindros de agua para prioridades. Situación que afrontan y que afecta el turismo en esta parte de la región, pues no hay un adecuado servicio en las diferentes áreas a los turistas nacionales.

Serrano anunció que mañana la Comisión del Agua de Canoas de Punta Sal, así como juntas vecinales, han convocado a las autoridades que tienen que ver con la solución de desabastecimientos de agua, entre ellos el representante de la empresa del agua, Defensoría del Pueblo, el alcalde de Canoas de Punta Sal, y los representantes de la población organizada.

Ellos anunciaron que de no haber solución, la población se declarará en pie de lucha con la toma de medidas radicales.

Lea más noticias de la región Tumbes