Hicieron 100 polichinelas y se retiraron con la promesa de no volver a tomar. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Difusión

Un efectivo de la Policía le dio un peculiar castigo a un grupo de adolescentes que fueron sorprendidos bebiendo alcohol en un parque del sector de Enace en el distrito arequipeño de Cayma.

El policía, castigó a los adolescentes con ejercicios físicos. Les ordenó que hagan 100 polichinelas.  

Antes de hacer los ejercicios, los muchachos le pidieron rebajar el castigo. Al final, el efectivo les indica hacer 20 más y les pregunta si seguirán tomando, a lo que respondieron: “No, el castigo es peor”. “No quiero encontrarlos por aquí nunca más”, les advirtió la autoridad policial. 

¿Qué opinas?