Pedro Castillo, presidente del Perú.
Pedro Castillo, presidente del Perú. | Fuente: RPP

El presidente Pedro Castillo llegó este jueves a la Pampa de la Quinua para realizar su juramentación simbólica como mandatario, tal como se comprometió durante su campaña presidencial. 

Al iniciar su discurso, Castillo hizo un recuento de la historia del pueblo de Quinua, ubicado en la provincia de Huamanga, en la región Ayacucho. 

“En este suelo de Ayacucho se consolidó la independencia del Perú y de América y el cielo bajo el cual lucharon y murieron por un sueño es el que hoy nos acompaña”, expresó Pedro Castillo

“En este día el Perú del Bicentenario rinde homenaje a esos héroes de la libertad americana y declara su voluntad porque el sueño de Bolívar y de San Martín. Estamos aquí para renovar la promesa de hermandad, de unidad, de paz y desarrollo. Promesa germinada con la sangre de nuestros ancestros en el bendito suelo de la Patria”, aseveró.

Asimismo, hizo un llamado de unión de los peruanos y peruanas para luchar por el desarrollo del Perú, valorar las culturas y la diversidad que tiene el país. “Somos herederos de una historia milenaria y también somos el país de todas las razas y todas las sangres. Frente  a la memoria de los siglos que entregaron los héroes de la libertad”, sostuvo.

“Convoco a mi pueblo a luchar juntos, unidos como Nación, para que no haya más sueños postergados, para que seamos integrados como dignos herederos de quien lucharon aquí y ofrendaron el sueño americano de justicia y libertad”, recalcó.

“Somos un gran país y seremos aún más si nos escuchamos, si somos capaces de dialogar y construir juntos el camino de paz y prosperidad por donde irán los pasos de nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. Convocamos a todos los peruanos y peruanos de buena voluntad. Demos la batalla por nuestro país, renovemos en este suelo donde miles murieron por la libertad de un continente, la promesa de un país más justo, digno y humano”, añadió el presidente Pedro Castillo.