El incidente no dejó daños personales, pues las actividades religiosas se habían suspendido desde hace días por el riesgo de un desplome. | Fuente: RPP

Destruida por completo. La Iglesia Santo Domingo de Olmos, en Lambayeque, terminó de desplomarse la madrugada de este lunes tras las intensas lluvias que se registran en la provincia norteña por el Fenómeno El Niño Costero. La edificación de 400 años de antigüedad ya se desmoronaba desde hace días, por lo que el total desplome era inminente. 

El alcalde de Olmos, Juan Mío Sánchez, lamentó que se haya perdido un importante monumento religioso. Además, informó que la reconstrucción del distrito lambayecano requerirá un presupuesto estimado de 100 millones de soles. 

No hubo víctimas. Unos 230 caseríos de la zona han sido afectados por las lluvias y la interrupción de caminos. En el caso de la iglesia, había sido desocupada días antes tras la caída de la cuarta parte de sus estructuras. 

Con la medida de precaución también se suspendieron las actividades religiosas y removieron las imágenes y muebles de valor. De esta manera, la caída de la estructura no generó daños personales. 

Nueva iglesia. El alcalde Mío Sánchez y el gobernador de Lambayeque, Humberto Acuña, se reunieron para iniciar las gestiones de una nueva construcción. Para esto, primero deberá elaborarse un expediente técnico. Además, se conoció que las autoridades locales recaudarán fondos mediante una colecta pública para financiar las obras.

¿Qué opinas?