El agua empozada fue retirada de manera manual. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales

Con baldes de plásticos y escobas, trabajadores de limpieza del Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (Segat), retiró el agua empozada, producto de las lluvias, en diversas calles del centro histórico de Trujillo.

Esto, ante la falta de un equipo necesario como la motobomba que estaba ubicada en la avenida Jesús de Nazareth que se había convertido en una especie de piscina por el agua de las lluvias. 

Las aguas rebalsaron el nivel de la pista e ingresaron hasta el jirón Pizarro, convertido hoy en paseo peatonal. Para realizar estos trabajos se desvió el tránsito vehicular en calles aledañas.

En tanto, tras las lluvias pobladores de diversos sectores de Trujillo han optado por colocar sacos con arena en las puertas de sus viviendas mientras que municipalidades distritales, como El Porvenir, entregarán mil 500 sacos en nueve sectores afectados por el Fenómeno El Niño en el 2017.

El jefe regional del Indeci en La Libertad, Hipólito Cruchaga, propuso ante las autoridades que las municipalidades de El Porvenir, Florencia de Mora, Trujillo y Víctor Larco deben trabajar con sacos terreros para que las aguas que discurran no vayan por toda la ciudad, sino que cumplan la ruta del agua.

El trabajó se realizó en varias horas. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales
La motobomba era utilizada en la avenida Jesús de Nazareth, en los exteriores de la Universidad Nacional de Trujillo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales
¿Qué opinas?