Víctor Saldaña asegura que él y su esposa son fervientes devotos de la Virgen de la Puerta y de San Judas Tadeo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales

Afirman que es un milagro, nada menos. Imágenes religiosas, entre ellas un cuadro de la Virgen de la Puerta, no se quemaron en el local de la Óptica Saldaña, que ocupa parte del primer piso de la casona reducida a cenizas el último jueves.

El propietario Víctor Saldaña, quien asegura haber perdido un millón de soles entre mercadería, equipos, mobiliario y exhibidores, señala que esto no es más que un milagro porque una imagen de San Judas Tadeo y cuadros del Señor Cautivo de Ayabaca y del Señor de la Misericordia, están intactos a pesar del fuego.

Señala que su esposa es muy religiosa y que estas imágenes serán llevadas a una gruta que tiene en su vivienda de Huanchaco.