Urpay
Pobladores no pueden gestionar partidas de nacimiento ni de defunción. | Fuente: Cortesía

La municipalidad de Urpay, en Pataz, permanece cerrada a cualquier trámite desde que el alcalde Julio Carlos Matos es investigado por presuntos actos de corrupción. Pobladores tampoco tienen agua potable y niños estudian a la intemperie o en locales comunales.

Así lo informó el electo alcalde Bari Mendoza Martínez quien indicó que personas no pueden registrar a sus recién nacidos ni solicitar los certificados de defunción debido a que el área de Registros Civiles no funciona.

Indicó que aunque existe una oficina de enlace en Trujillo, nadie conoce su ubicación exacta y el cuestionado alcalde no aparece por la zona.

Ni agua ni colegios

Mendoza Martínez señaló que los pobladores continúan consumiendo agua entubada y contaminada porque Urpay no tiene un sistema de agua potable.

Lo que es peor, niños del caserío Saire tienen que estudiar a la intemperie o en locales comunales porque no cuentan con infraestructura educativa.