Edgar Ramírez no dio muchos detalles sobre el estado en que encontró el cuerpo, salvo que vestía ropa color rosado. | Fuente: RPP

El pescador Edgar Ramírez fue la persona que encontró el cadáver de una niña dentro de un pozo en la Plaza de Armas de Cerro Azul, cuerpo que presuntamente  correspondería a la pequeña Xohana Guerra, reportada como desaparecida la noche del jueves.

En diálogo con la prensa, el hombre contó que encontró el cuerpo a un metro y medio de profundidad, tras lo cual dio parte a la Policía. “Me sorprendí de encontrarlo. Iba a sacarlo, pero me dijeron que mejor lo haga la Policía”.

Ramírez dijo que ayudó con las labores de búsqueda en solidaridad con los familiares de la pequeña Xohana, cuya desaparición generó la masiva movilización de los vecinos de Cerro Azul.

El pescador no dio muchos detalles sobre el estado en que encontró el cuerpo, salvo que vestía ropa rosada, precisamente el color de la vestimenta que llevaba la pequeña Xohana al momento de su desaparición.

Ramírez dijo sospechar que la pequeña cayó por el buzón de la Plaza de Armas, descartando que la niña haya caído en otro lugar y que haya sido arrastrada por el agua hasta ese lugar.

La Policía Nacional reportó esta mañana el hallazgo de un cuerpo dentro de uno de los pozos en la Plaza de Armas del distrito de Cerro Azul, en la provincia limeña de Cañete, y trabaja para identificarlo en colaboración con el Ministerio Público. El cadáver ha sido trasladado a la morgue para que los padres de la menor puedan identificar si el cuerpo es el de Xhoana.


¿Qué opinas?